Seminarista de la diócesis de Madrid gracias a que su madre no abortó

Nacho-seminarista

Me llamo Nacho, y estudio para ser sacerdote en la diócesis de Madrid. Claro, si Dios quiere. Estoy ya en 4º curso del seminario.  Pero no estaría aquí si mi madre hubiera hecho caso a los médicos que le aconsejaban que me abortara. La detectaron un cáncer de mama. La decían que ya tenía un hijo de 6 años. Vivíamos en El Escorial, a pocos kilómetros de Madrid. Una amiga suya, hoy ya fallecida, Amparo Cuevas, la aconsejó ponerlo todo en manos de La Virgen, “confía en Ella y en el Señor pídeselo, Él sabe más”. Poco a poco se fue sintiendo con más paz y fortaleza. Se le quitaron los miedos. Pero los médicos insistían en que su hijo nacería con malformaciones y encima le costaría su vida. Nací con 8 meses de gestación. Mi madre entonces se sometió al tratamiento del cáncer de mama. Hoy sigue con nosotros, feliz de que Dios me pida entregar mi vida a Él. La Virgen ha guiado nuestras vidas, la tenemos siempre muy presente. Nacho Escrivá, seminario conciliar San Dámaso de Madrid

| Deja un comentario

¿Qué piensan los niños del aborto?

| Deja un comentario

Si se atropella a una embarazada: homicidio doble. Pero un abortista sale sin cargos

borracho

(EEUU, traducción) ¿Por qué si un conductor borracho atropella a una mujer embarazada, le acusan de un homicidio doble pero el abortista sale sin cargos?

| Deja un comentario

Fue madre tras ser violada, a los 12 años. Hoy pide a Parlamentarios chilenos que rechacen ley de aborto

Fue madre tras ser violada, a los 12 años. Hoy pide a Parlamentarios chilenos que rechacen ley de aborto

“Iba de regreso a casa cuando de improviso se detuvo a mi lado un coche rojo. Venían dos personas. El conductor me preguntó por una dirección y en los segundos que me tomé para pensar, el copiloto ya se había bajado y sin alcanzar siquiera a gritar me subió en la parte de atrás del coche…”
Así comienza narrando a Portaluz Lianna Rebolledo, las horas de pánico, terror y barbarie que a sus doce años padeció a manos de dos hombres que en la ciudad de Los Ángeles (USA) la secuestraron, torturaron y violaron. Hoy, a sus 35 años, las cicatrices por las heridas cortantes que le dejaron en su rostro  ya no son visibles, gracias a la ciencia médica. Pero el síndrome post traumático la acompañó por años. Incluso en los primeros días, luego de su calvario, intentó suicidarse ingiriendo todos los antidepresivos que le habían entregado para calmar su angustia y crisis de pánico. Cuando en urgencias del hospital le practicaron un lavado de estómago y luego una ecografía para controlar que no quedaban restos ni otros daños interiores, recibió una inesperada noticia: Estaba embarazada. El pasado 2 de junio Lianna estuvo en Chile y dio su testimonio ante los parlamentarios de ese país sudamericano, argumentando el por qué considera al aborto una violencia contra la mujer, especialmente si su embarazo es –como en su caso- producto de una violación.

Lianna, tenías sólo 12 años cuando supiste que estabas embarazada. ¿Fue libre tu decisión de rechazar el aborto?
Luego de ser violada, cuando ya estaba en casa, me atormentaba pensando si podría haber hecho algo para evitar que me ocurriese. ¿Por qué no corrí? ¿Por qué no me fui por otra calle? ¿Por qué no grité? Me culpaba. Llegué a sentirme culpable de lo que me había pasado.  Y ese sentimiento de pánico si tenía que salir a la calle. No entiendes por qué tanta violencia, por qué tanto daño, por qué agreden… no lo puedes entender, no encuentras respuestas. Era un calvario, sentía terror. Miraba mi rostro en el espejo y sólo veía una cicatriz. Y en un momento, cuando no podía más con mis pesadillas me tomé todas las pastillas que encontré. Me llevaron a urgencias y allí el médico me dijo que tenía trece semanas de embarazo.. El médico me dice:
«Sí, estás embarazada, tienes trece semanas –decía el médico…-, pero la ley está de tu lado, la ley te va a apoyar. No tienes que vivir con las consecuencias. Además no sabes qué tipo de genes va a tener y como eres muy chica sería difícil que se logre completar este embarazo porque tienes un vientre infantil». Yo lo escuchaba con su oferta para que abortase pero en esos momentos a mí lo que me dolía era lo que me había pasado. ¿Qué resuelvo abortando?, pensé.  Yo no sé si fue madurez lo de mi reflexión, pero lo único en que pensé se lo pregunté al doctor y le dije: «¿Al abortar voy a olvidar la violación? ¿Ya no voy a tener pesadillas? ¿Voy a dejar de sentir miedo si salgo a la calle?» El doctor me respondió que no. Entonces en mi cabeza pensé… ¿por qué quiere que aborte si no voy a solucionar nada? Si hay una personita en mí ¿por qué la voy a hacer pagar por algo que no cometió?  Luego, cuando mi mami (Eloísa) supo que yo estaba embarazada no me dijo tenla o no lo tengas. « Lo que tú quieras hacer yo estoy contigo», fueron sus palabras. No influyó en mi decisión. + en PortaLuz

| Deja un comentario

InformeAborto: la Verdad

| Deja un comentario

Cambia de opinión al ver la ecografía de su hijo

Ido-062015Se presenta en la asociación MásFuturo una amiga de una chica rescatada. Hoy no ha ido a la cita que tenía para abortar. Está de 13 semanas de gestación. Una mala situación personal la lleva a pensar que es la única solución. El personal del abortorio de Madrid le hacen una ecografía y la meten prisa para que aborte. La ven muy segura. En un momento que sale el médico coge la ecografía que le acaban de hacer. La mira y sale del abortorio. El personal del abortorio no se da cuenta. Pero ella solo piensa que es su hijo, ve sus brazos, sus piernas, tan pequeño y tan indefenso. No puede comer, no duerme, no para de llorar.

Nos deja la ecografía de su hijo. No para de dar las gracias a todos los voluntarios que andan corriendo de un lado a otro. Hoy es un día de mucho movimiento en la asociación, pero ella mira y nos sonríe.  Marta Velarde, asociación MásFuturo

| Deja un comentario

Habla en la ONU: Lila Rose y sus vídeos encubiertos que revelan el modo cruel en el que Planned Parenthood aborta a niños

Lila-Rose-CSW-Side-Event-1600x500-1

La sala de conferencias de la ONU atestada con casi 400 jóvenes sentados en las sillas de los diplomáticos se puso de pie de un salto anoche para aplaudir a una joven mujer. Lila Rose y sus vídeos encubiertos que revelan el modo cruel en el que Planned Parenthood aborta a niños hicieron su debut en el prestigioso edificio. «Pido perdón por cómo mi nación ha exportado la violencia contra los más inocentes» a todo el mundo, dijo. «Y quiero compartir lo que mis equipos han visto dentro de la industria del aborto». Nueva York es la ciudad natal de Planned Parenthood, la cadena abortista más grande de los Estados Unidos y poderoso actor político a nivel internacional, observó. Lila mostró fragmentos de empleados de Planned Parenthood que explican cómo conseguir un aborto selectivo en función del sexo, un aborto en fase avanzada del embarazo y cómo obtener de modo fraudulento ayuda del gobierno. «Si no tratamos a los miembros más débiles de la sociedad con el respeto que tenemos por nosotros mismos, ¿cómo es eso es justicia? ¿Cómo es eso igualdad? ¿Cómo es eso defender los derechos humanos?» Lila dijo a la multitud. Varias empleadas que pensaban que luchaban por la justicia reproductiva se fueron de Planned Parenthood, contó Lila. Se dieron cuenta de que «quizás esto no es lo mejor para las mujeres, quizás podemos hacer mejores cosas por las mujeres que matar su carne y sangre, quizás es coercitivo, quizás esto sea una mentira que nos han vendido los poderosos intereses políticos y económicos», que obtienen muchos millones de dólares del aborto. Existe una gran presión para que no se reconozca al niño dentro del vientre. «Pero una vez que reconocemos lo que la ciencia y la razón nos dicen sobre la vida en el vientre materno» las personas pueden ver la humanidad de un niño no nacido. La noción de «mi cuerpo, mis derechos» conduce a la idea de que «puedo hacer lo que me place» con «el cuerpo dentro de mi cuerpo». Esto pone la responsabilidad del niño completamente en la mujer, porque la sociedad le dice a la mujer: «Hazte cargo tú de él. Ocúpate tú de él». El aborto se ofrece como la única solución para el desafío que enfrentan las embarazadas «si quieres progresar en tu carrera, si quieres quedarte con tu novio.» La Madre Teresa dijo que el aborto es el mayor destructor de la paz. «Cuando tomas al miembro más débil de la sociedad y le niegas sus derechos humanos, en vez de protegerlo, entonces no podemos tener la paz que anhelamos», observó Lila. Cuando hay niños que se encuentran en «su situación más dependiente, los miembros más débiles de nuestra sociedad, y les niegas su derecho humano más fundamental», dijo, «entonces tienes una crisis de derechos humanos en el núcleo de la sociedad, y no puedes tener paz». Un mito común del lobby abortista, en especial para presionar a los países a fin de que legalicen el aborto, es que el embarazo es «una enfermedad que se trata matando al niño». No obstante «la mujer sigue muriendo a causa del aborto» en los Estados Unidos «porque es un acto antinatural, violento, en contra de ella y en contra del niño», afirmó Lila. Un vídeo contrastaba a Planned Parenthood proveyendo el aborto en fase avanzada del embarazo con imágenes de Toby, bebé nacido a las 24 semanas de gestación, y sus fotografías a los nueve meses, a los dos años de edad y jugando en un bote a los tres años. Una mujer del público pasó una nota a una alumna de laInternational Youth Coalition que le había invitado al evento. Ella antes estaba a favor del aborto, pero ahora está en contra, decía su mensaje. El arzobispo Bernardito Auza, de la Santa Sede, presentó la reunión titulada «Joven y valiente porque la vida no puede esperar» junto con C-Fam (que edita Friday Fax). Trad. L. M. Palazzo 

| Deja un comentario